Palabras como peces abisales

Imagen de jplenio en Pixabay

Las palabras son como peces abisales que sólo te enseñan un destello de escamas entre las aguas negras. Si se desenganchan del anzuelo, lo más probable es que no puedas volverlas a pescar. Son mañosas las palabras, y rebeldes, y huidizas. No les gusta ser domesticadas. Domar una palabra (convertirla en un tópico) es acabar con ella.

Rosa Montero, «La loca de la casa»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.