Palmas en la calle

El sol entibia la mañana, despeja el frío. O lo intenta. En la radio, información recurrente sobre una pandemia que no da tregua.


Un tapabocas se seca en el tendal y alimenta la angustia.

Palmas. Un hombre pide comida, ropa, atención. Trocamos bolsas de residuos que intento rechazar y no necesito por alimentos no perecederos.
No hay sonido de las teclas, quizás porque no hay nada que decir o lo que hay es una trompada que quita la respiración.
Día de pérdida de fe, de evitar los espejos, de remada imposible.

Imagen de Ioannis Ioannidis en Pixabay

6 opiniones en “Palmas en la calle”

  1. No son tiempos muy halagüeños, no. Es difícil juntar ganas y evadir los miedos, pero son varios los filósofos y literatos que defienden que el optimismo es un deber moral en tiempos de crisis (ya sabes, "dejemos el pesimismo para tiempos mejores"), y yo me aferro a ese mandato.

    El texto me conmueve y me remueve.

    Un beso grande

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.