Zona de colaboraciones: “Plástica bilis”, de Hernán Lasque

Plástica bilis


Llena de viento una bolsa roza en su vuelo incierto la ventana de un primer piso.

La cortina esmerila transparencias sin privar a la sombra que en el interior una luz de velador anima.

 

Es una esquina y el colectivo que llega trae consigo pasaje.

Fuelle de puertas fricción de aire metal y caucho.

 

La bolsa trepa una pendiente invisible.

La ventana del primer piso no cierra completa y en su costado entreabierto

la tela tiembla.

Pierde altura la bolsa. Adherida a la rueda gira en aguarrastros de aceite y piedras,

virutas de la calle.   

 

El bastón que del estribo asoma

tiene en la punta un regatón de goma negra y es

hasta la base de su empuñadura dorada

totalmente de madera.

Adentro se curva y cae la ceniza de un cigarrillo.

La oscuridad se traga la luz y el timbre suena en una habitación contigua.

La brasa enrojece y crepita el tabaco.   

El viento se agolpa en la ventana y zumba por el costado incompleto.

 

Bastón y suelas en redoble de alfombra en el palier de entrada.

Escalera, pasillo y puerta:

nada.

Pegada a la segunda

una bolsa de basura derrama plástica bilis doméstica.

La empuñadura del bastón es de bronce

al igual que el picaporte negando el acceso a uno

                                                                          dos

                                                                   tres intentos.  

Adentro, la ventana opuesta se abre y el viento que atraviesa el ambiente  

sopla por debajo de la puerta los zapatos ocremente iluminados.

Puntazo y taco

                       pasillo

puntazo y taco                   

                       escalera

puntitaco-puntitaco

                      repiqueteo en el hall  

Afuera vereda-calle-viento-frenada y ¡taplàmm..PLÙM!

portazo y rechinar de ruedas (èsto no es un cómic)

uno que sale y otro que frena

los dos sobre el mismo charco de donde ahora la bolsa es arrancada de escena por el bastón chorreante y contra el piso del auto lanzada a una persecución

que este relato apenas sospecha.

Del libro MARATÒN DROMEDARIA (Leviatàn, Bs.As., 2020)

 

Sobre el autor: Hernán Lasque (1977) nació en Concordia, Entre Ríos, y vive en Neuquén desde el año 2004. Publicó los libros RATÓN BLANCO (Cuentos, ed. Colisión Libros, 2009), LIZETA (Relato, ed. Colisión Libros, 2010), LAMEN (Poesía, ed. Buenos Aires Poetry, 2017) y MARATÓN DROMEDARIA (Poesía, ed. Leviatán, 2020.

Se suman autores y autoras y la lista crece. Gracias.

 

 

3 opiniones en “Zona de colaboraciones: “Plástica bilis”, de Hernán Lasque”

  1. Aparentemente aséptico el modo de narrar, me fue metiendo en la historia casi conteniendo la respiración a la espera del desenlace. Enunciado tras enunciado, fue creando (o yo fui percibiendo) una tensión que me decía que esto no iba a acabar bien. Hablo de la historia, no del texto.
    Me gustó mucho. Es diferente a lo que acostumbro a leer y capturó mi atención.

    Felicidades a Hernán

    Un beso grande para ti, Horacio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *